¿Has oído hablar de la dieta cetogénica?

Neolife, en Agente-K.com.

«En una situación normal, las células de nuestro cuerpo dependen de la respiración celular como fuente de energía y ATP. En periodos de privación de alimentos o ausencia de glucosa, las células pueden recurrir a la cetosis como fuente de energía adicional. Sin embargo, las células tumorales no pueden servirse de la cetosis para obtener energía, ya que carecen de la capacidad de utilizar los cuerpos cetónicos, dependendiendo en gran medida de la glucólisis para su supervivencia. Las células malignas necesitan de la glucólisis para la producción de energía, incluso en estados elevados de oxígeno.

Si se adopta una alimentación carente de carbohidratos y rica en proteínas y grasas, logramos una limitación en el suministro de glucosa, por lo que la glucólisis disminuye y las células tumorales pierden su principal suministro de energía».