Inmunoterapia: el GRAN avance frente al cáncer de mama

Neolife, en Glamour.es.

«El equipo médico de la clínica Neolife, explica que “la vitamina D inhibe el crecimiento de las células tumorales, la angiogénesis, la inflamación y la metástasis”. Son fuente de vitamina D3 alimentos como el aceite de hígado de bacalao, la leche entera y las vísceras, y también la luz del sol. Aunque no todos los expertos están de acuerdo en que la suplementación con vitamina D minimice el riesgo, sí coinciden en que las mujeres con cáncer de mama tienen bajos niveles. “Optamos por la suplementación con vitamina D3 hasta alcanzar entre 50 y 100 ng/mL como prevención. En mujeres que padecen cáncer, para mejor pronóstico. Y en las que lo han superado, para evitar rebrotes”.