La medicina “antiaging” llega a Madrid con una clínica pionera en toda Europa

Neolife, en Tu nueva información.

“Los telómeros, es la parte final del ADN que te dice la edad biológica que tienes, naces con una longitud de telómeros que se van acortando al cumplir años y cuanto peor estilo de vida tienes más rápido se acortan. Hay que conseguir que se mantengan lo más largos posible y esa es la edad biológica a nivel celular. Ése es uno de los parámetros para valorar cómo está una persona”. Con estas palabras entramos en contacto con Esther Anzola, Directora General de Neolife, donde se practica y aplica lo último en la historia de la medicina. Es la primera clínica antienvejecimiento que se abre en España, en Madrid, pionera también en Europa».

[…]

Esto es la medicina del siglo XXI y esta clínica es la primera de España. ¿De qué va esta medicina?

El equipo médico de Neolife indica: «Probablemente es la primera clínica de Europa. La realidad es que toda la historia de la medicina trata de curar enfermos, actúa cuando estás enfermo y a mí cuando estudié la carrera me decían: “no hagas nada si un paciente no está enfermo”. Pero ahora queremos no llegar a estar enfermos, la medicina clásica curaba infecciones, traumatismos, heridas, fracturas, etc. Ahora que eso ya lo curamos fácilmente, salvo algunas infecciosas o que te des un golpe con el coche que no haya quien te reconstruya o cosas así, casi todos nos vamos a morir de viejos; del corazón, de un cáncer, de las consecuencias de una diabetes, de una demencia, Alzheimer, osteoporosis, artrosis que te producirán una fractura o un deterioro y la muerte. Todas esas enfermedades se llaman enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento y en los países desarrollados casi todos vamos a morir de una de esas enfermedades. De lo que se trata es que esas enfermedades en lugar de aparecer a los 60 aparezcan a los 80 años y luego a los 90, a los 100 y a los 105. Es un término que se llama compresión de la morbilidad que está acuñado en los años 80 pero es ahora cuando se empiezan a desarrollar protocolos clínicos».