«No admitimos que envejecer sea un deterioro progresivo e irreparable»

Neolife, en ABC.

Francisco Peñalver, médico de la Clínica Neolife de Marbella defiende la aplicación de tratamientos que mejoran la calidad de vida durante el envejecimiento.

¿Cómo podríamos definir el proceso de envejecer?

Básicamente envejecer es una reunión de factores físicos y psicológicos como el acúmulo y la gestión del estrés, descansar mal por las noches, la fatiga muscular, la pérdida de iniciativa y vitalidad, la irritabilidad…etc. Gran parte de ese envejecimiento físico se produce porque dejamos de sintetizar hormonas que entre los 30-35 años están en niveles máximos, pero que a partir de los 35 de media inician un declive. El 70% de los varones de 70 años tienen una producción de testosterona casi ridícula y la testosterona para un hombre significa, no solo la función sexual, sino directamente relacionada con la potencia muscular de ese paciente.

Ustedes hablan de la «Medicina de las cuatro P´s»: preventiva, proactiva, predictiva y personalizada

Ahora son cinco. Añadimos la «p» de placentero: el paciente se tiene que encontrar mejor para hacernos caso. De hecho, hay pacientes que empiezan con una pequeña parte de su plan y cuando ven que se encuentran mucho mejor se convierten en los mejores pacientes. Es una consecuencia de las otras «pes». Cada paciente es diferente, trae una historia clínica distinta y unas necesidades distintas. Pero sí que es cierto que muchos pacientes nos dicen que están cansados, que de repente el sueño ya no es de la calidad de antaño, están irritables…etc. Cuando vemos al paciente por primera vez, le hacemos una pequeña historia clínica y a partir de ahí decidimos qué pruebas necesita. Intentamos que el viaje de cada paciente sea lo más personalizado y preventivo posible: intentamos identificar cuáles son los puntos débiles que le pueden dar problemas en el futuro.