Pellets hormonales en TRHB

¿Por qué usar pellets Hormonales en la Terapia de Reemplazo Hormonal Bioidéntica (TRHB)?

Los pellets hormonales están diseñados para liberar hormonas de manera constante y estable en el cuerpo, por lo que no hay fluctuaciones significativas en los niveles hormonales a lo largo del día.

 

Dr. César Montiel – Equipo Médico Neolife


 

¿Qué son los pellets hormonales?

Los pellets, utilizados en la Terapia de Reemplazo Hormonal Bioidéntica (TRHB), son pequeños implantes hormonales subcutáneos que se colocan bajo la piel con anestesia local. Se insertan generalmente debajo del glúteo para no ser perceptibles.

La concentración de cada pellet se adapta individualmente según el perfil y las necesidades de cada paciente, determinadas a través de una analítica de sangre. Una vez insertados, estos diminutos implantes liberan de manera constante pequeñas dosis fisiológicas de hormonas en respuesta a las demandas del cuerpo, ofreciendo así una terapia hormonal óptima. Pueden liberar hormonas durante un período que varía generalmente de 3 a 6 meses, dependiendo de la marca y la dosis. Esto significa que los pacientes no tienen que preocuparse por recordar tomar una píldora diaria o programar inyecciones semanales o mensuales.

 

Ventajas de los pellets durante la menopausia y la andropausia

El uso de pellets hormonales en la Terapia de Reemplazo Hormonal Bioidéntica (pilar fundamental en Neolife) es una herramienta muy valiosa en el abordaje de los desafíos hormonales que enfrentan muchas personas durante la menopausia y la andropausia. Dentro de las opciones disponibles, los pellets hormonales emergen como una alternativa muy eficaz. Resulta una muy buena opción de tratamiento para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas que atraviesan estas etapas. Las ventajas particulares asociadas al empleo de pellets hormonales en este periodo son:

Liberación sostenida:

Una de las principales ventajas de los pellets hormonales es su capacidad para proporcionar una liberación sostenida de hormonas bioidénticas en el cuerpo. Estos pequeños implantes, generalmente del tamaño de un grano de arroz, se colocan debajo de la piel y liberan gradualmente hormonas, replicando así el patrón natural de secreción hormonal del cuerpo. Esta liberación continua contribuye a mantener niveles hormonales estables, evitando picos que a menudo se observan con otras formas de administración hormonal. Al proporcionar una liberación constante y controlada de hormonas, los pellets ayudan a mantener la estabilidad hormonal a lo largo del tiempo. Esto no solo alivia los síntomas asociados con desequilibrios hormonales, como sofocos, cambios de humor y disminución de la libido, sino que también tienen beneficios a largo plazo en la salud ósea, cardiovascular y cognitiva.

Mayor duración y comodidad:

La conveniencia es otra ventaja significativa de los pellets hormonales. A diferencia de las opciones diarias, como píldoras o cremas, los pellets liberan hormonas de manera constante, proporcionando un alivio de los síntomas durante varios meses, lo que reduce la necesidad de administración diaria o semanal. Esta simplicidad en la administración no solo mejora la adherencia al tratamiento, sino que también reduce la carga mental asociada con la gestión diaria de la medicación. Esto puede ser beneficioso para las personas que desean una terapia hormonal que requiera menos atención constante y una mayor comodidad.

Personalización de la dosis:

La terapia con pellets hormonales se adapta a las necesidades individuales de cada paciente. En Neolife evaluamos inicialmente los niveles hormonales mediante una analítica completa. De esta forma ajustamos la cantidad y combinación de hormonas en los pellets para abordar de manera precisa las condiciones de cada paciente, determinando la dosis adecuada para abordar los síntomas específicos, permitiendo un tratamiento personalizado que maximiza los beneficios. Esta capacidad de personalización es clave para optimizar los resultados de la TRHB y garantizar un tratamiento más específico y eficaz.

Menos efectos secundarios potenciales:

Aunque cualquier forma de terapia hormonal puede conllevar efectos secundarios, uno de los grandes beneficios del uso de pellets hormonales es la minimización de efectos secundarios comunes (como caída del cabello y acné) en comparación con otras formas de administración. Dado que los pellets liberan hormonas de manera constante, no hay fluctuaciones diarias asociadas con la administración de píldoras o inyecciones regulares. Esto puede minimizar la variabilidad en la respuesta del cuerpo a las hormonas, lo que a su vez puede contribuir a una menor incidencia de efectos secundarios.

Por otro lado, en comparación con las formas orales de administración hormonal, los pellets evitan la exposición directa al hígado, lo que puede reducir el riesgo de efectos secundarios hepáticos. Muchas veces las hormonas orales pasan por el hígado antes de llegar a la circulación sistémica, lo que puede tener efectos secundarios. En general, la mayoría de las personas experimentan una mejora significativa en la calidad de vida y la gestión de los síntomas mediante esta forma de terapia hormonal.

 

Terapia de Reemplazo Hormonal Bioidéntica en Neolife

El uso de pellets hormonales, como parte de la terapia de reemplazo hormonal con hormonas bioidénticas, es una opción médica muy efectiva para abordar desequilibrios hormonales en pacientes que experimentan los síntomas relacionados con la menopausia y la andropausia. En Clínicas Neolife, bajo la supervisión de nuestro equipo médico, el uso de pellets hormonales ofrece beneficios significativos: alivio de los síntomas hormonales, mejora de la calidad de vida, estabilización de los niveles hormonales y administración cómoda de la terapia.

Sin embargo, es crucial destacar que el uso de pellets hormonales debe basarse en una evaluación médica integral de cada paciente, teniendo en cuenta sus necesidades y objetivos individuales. La terapia de pellets debe ser personalizada, y la dosis, la duración del tratamiento y el monitoreo deben ser gestionados por profesionales de la salud capacitados para garantizar la seguridad y la eficacia del tratamiento.