Hablemos de la incontinencia urinaria en la mujer


Se estima que el 50 % de las mujeres adultas puede presentar algún grado de incontinencia urinaria pero sólo algunas de ellas van a diagnosticarse y tratarse.

Las pérdidas urinarias son molestas y deterioran la calidad de vida de las mujeres. No hay que resignarse, existen diferentes soluciones a este problema. El punto de partida será la realización de un adecuado diagnóstico.

Dra. Celia Gonzalo Gleyzes – Equipo Médico Neolife


Impacto de la incontinencia urinaria (IU) sobre la salud

  • Calidad de vida: la IU se asocia con depresión, ansiedad, problemas laborales y asilamiento social. Aumenta además el grado de dependencia y de cuidados.
  • Disfunción sexual: un tercio de las personas con incontinencia la presentan durante la actividad sexual teniendo un impacto negativo sobre ésta (menor frecuencia y mala calidad).
  • Morbilidad: aumento del riesgo de infecciones (cándida o celulitis por maceramiento e irritación) y de las caídas (en la incontinencia de urgencia y por resbalones).
  • Aumento de la necesidad de cuidados y del grado de dependencia: en EE. UU. se estima que hasta un 10 % de los ingresos en residencias se deben exclusivamente al problema de la IU.

Epidemiología y factores de riesgo

Más del 50 % de las mujeres mayores de 65 años pueden verse afectadas por la incontinencia urinaria. En ciertos casos la incontinencia urinaria se puede resolver.

A continuación, vamos a citar factores que contribuyen al desarrollo y a la persistencia de la incontinencia urinaria.

  • Edad: la prevalencia y la severidad de la IU aumentan con la edad.
  • Obesidad: es un factor de riesgo muy importante para la IU. Las personas con obesidad triplican el riesgo. Perder peso puede mejorar o resolver el problema (sobretodo en incontinencia de esfuerzo).
  • Paridad: el número de partos incrementa el riego de IU, no obstante, las mujeres sin descendencia también la pueden presentar.
  • Tipo de parto: el parto vaginal aumenta el riesgo de IU de esfuerzo, no obstante, la cesárea tampoco protege contra la IU en general.
  • Antecedentes familiares: hay un componente genético en la incontinencia urinaria de urgencia.
  • Otros: tabaquismo, ingesta de cafeína, diabetes, ictus, depresión, incontinencia fecal, atrofia genitourinaria de la menopausia, cirugía genitourinaria y tratamientos con radioterapia.

Tipos de incontinencia urinaria

tipos de incontinencia urinaria

Es imprescindible saber de qué problema estamos hablando para orientar la respuesta terapéutica, las mujeres pueden presentar un tipo de incontinencia urinaria o a veces solapar varias.

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo: la pérdida urinaria ocurre cuando aumenta la presión intra abdominal, es decir, al reír, toser, estornudar, cargar peso o al realizar un esfuerzo físico.

Es más frecuente en mujeres menores de 60 años. El problema está en el esfínter uretral o en las estructuras que lo soportan (suelo pélvico).

  • Incontinencia urinaria de urgencia: hay una actividad “no controlada” de la vejiga (músculo detrusor) que resulta en unas ganas repentinas de orinar. Afecta más a mujeres mayores.
  • Incontinencia urinaria por rebosamiento: la actividad del músculo detrusor disminuye, puede haber también una obstrucción en la salida (compresión externa de la uretra), condicionando un mal vaciado de la vejiga. Las causas son muy variadas: miomas, prolapsos, cáncer, problemas neurológicos…

Entre los factores contribuyentes de la IU encontramos: la atrofia genitourinaria (por niveles bajos de estrógenos en la menopausia), las infecciones del tracto urinario, las fístulas genitourinarias, los problemas neurológicos, el cáncer, algunas medicaciones, el estreñimiento, el consumo de alcohol, de cafeína, la dependencia y los problemas cognitivos.

Diagnóstico

No vamos a detallar el protocolo diagnóstico porque incluye numerosos pasos y pruebas. Lo primero sería pedir ayuda a un médico general, éste a su vez orientará a otro especialista, por ejemplo, ginecólogo, urólogo (para mujeres), neurólogo, oncólogo o especialista en terapia de reemplazo hormonal.

Tratamientos disponibles para la incontinencia urinaria

Revisar medidas higiénico dietéticas:

  • Controlar el peso con ayuda de un dietista. Tratar la obesidad.
  • Limitar tóxicos: alcohol, tabaco y cafeína.
  • Fraccionar la ingesta de agua diaria.
  • Adaptar la actividad física: limitar cierta actividad (crossfit y abdominales), realizar ejercicios complementarios para el periné (yoga, Pilates) etc.

Asegurar protección e higiene:

Utilizar protecciones tipo compresas especiales para pérdidas de orina, para poder seguir llevando una vida normal (evitar el aislamiento social por miedo a escapes), para evitar la maceración de la piel, las dermatitis y el riesgo de infecciones urinarias.

Ejercicios Kegel:

Son útiles en la incontinencia de esfuerzo y en la de urgencia (facilitan la inhibición de las contracciones del músculo detrusor).

Hay que hacer 3 sesiones al día (contraer de forma voluntaria el periné), cada sesión incluye 3 series de 8-12 contracciones mantenidas (8-10 segundos).

Conos vaginales con peso:

La idea es retener ese cono para que no se caiga, fortaleciendo la musculatura del suelo pélvico.

Biofeedback perineal:

Es un sensor de presión vaginal con activación audible. A veces puede acoplar un sistema de estimulación eléctrica para ayudar los músculos a contraerse.

Terapia de reemplazo hormonal:

Sin duda el estradiol va a luchar contra la atrofia urogenital típica de la menopausia. El tratamiento hormonal va a mejorar el flujo sanguíneo de esa zona entre otras cosas.

Útil en incontinencia de esfuerzo y de urgencia.

Sling o cinchas de la uretra media:

Técnica quirúrgica poco invasiva, se coloca una banda de material sintético sobre la que se apoya la uretra.

Los resultados suelen ser buenos (utilizada en la incontinencia de esfuerzo).

Fármacos:

  • Toxina botulínica A.
  • Anticolinérgicos en la IU de urgencia.
  • Duloxetina, es un inhibidor de la recaptación de serotonina y norepinefrina (para la IU de urgencia).

Otras técnicas:

  • Tratamientos transuretrales con radiofrecuencia.
  • Balones intravesicales.
  • Electroacunpuntura.
  • Estimulación de algunos nervios a nivel del sacro. (1,2,3)

Consejos prácticos:

Ante indicios de un principio de incontinencia urinaria actúe.

Lo primero es y siempre será la prevención, si se acerca a la menopausia, busque un centro especializado en terapia de reemplazo hormonal bioidéntico como Neolife.

Modifique su estilo de vida (revisar medidas higiénico dietéticas).

Si su incontinencia urinaria se acompaña de otros síntomas (pérdida de peso, sangrados, dolores) acuda rápidamente al médico.


BIBLIOGRAFÍA

(1) Evaluation of females with urinary incontinence. uptodate.com

(2) Treatment of urinary incontinence in females. www.uptodate.com

(3) NICE guidelines.


, , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario