¿Cómo salvar 37 millones de muertes prematuras?

Dirección médica de Neolife


En la gran parte de los casos, morir antes de tiempo se podría prevenir. 

Científicamente se define como muerte prematura a aquella que ocurre entre los 30 y 70 años, es decir, antes de alcanzar la esperanza de vida media en el mundo, que es de 68 años en los hombres y de 73 en las mujeres. El 85% de las muertes en los países occidentales y el 65% en los países en vías de desarrollo son debidas a enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares, la diabetes, el cáncer o las enfermedades pulmonares crónicas.
buy amitriptyline generic https://buywithoutprescriptiononlinerx.com/amitriptyline.html over the counter

Salvar (2)

Las enfermedades transmisibles infecciosas como la malaria, la tuberculosis o el SIDA son importantes, pero todas ellas juntas matan a menos individuos en el mundo que el cáncer.

Un importante estudio publicado este año en The Lancet (1), ha presentado un modelo matemático en el que se demuestra cómo prevenir un 25% de muertes prematuras en el mundo en 15 años (entre 2010 y 2025), actuando tan solo sobre 6 factores de riesgo, ¡salvaría nada menos que 37 millones de vidas!

Según dicho estudio, los factores de riesgo son:

  • Tabaco
  • Alcohol
  • Sal
  • Hipertensión
  • Obesidad
  • Glucosa en sangre y diabetes tipo II

Las actuaciones Preventivas sobre unos pocos factores de riesgo producen grandes impactos en la sociedad y cuando estas se personalizan en cada uno de nosotros abordando otros muchos factores de riesgo a través de un programa de Age Management, el efecto objetivo en nuestra salud, calidad y esperanza de vida es determinante.

La razón es sencilla y conocida científicamente. Si comienzas a comer mejor, a hacer ejercicio regularmente, tienes buenos hábitos de vida -dejando a un lado el tabaco o todas aquellas sustancias que produzcan toxicidad en tu cuerpo-, te suplementas con aquellos micronutrientes en los que estás deficitario y equilibras tu sistema endocrino, los efectos sobre tu organismo no se hacen esperar.

Cada actuación tiene su efecto fisiológico y la suma de ellos da el resultado final. Por ejemplo, si bajas el índice glucémico de tu dieta, vas a perder tejido graso con seguridad; además, el nivel de inflamación general de tu organismo va a mejorar, y te vas a sentir menos pesado y más enérgico. Si tomas un suplemento de vitamina D, no esperes sentir nada especial, pero mantener sus niveles plasmáticos en un valor excelente por encima de 50 ng/mL está demostrado que previene numerosas enfermedades. Si eres un hombre de 55 años y colocas tus niveles plasmáticos de testosterona libre en un valor óptimo vas a apreciar mejoras notables en tu libido, fuerza, composición corporal y vitalidad, además de prevenir numerosas enfermedades…


BIBLIOGRAFÍA

(1) Kontis V, Mathers CD, Rehm J, et al. Contribution of six risk factors to achieving the 25×25 non-communicable disease mortality reduction target: a modelling study.
Lancet. 2014 May 2.